Cuando no es posible realizar los injertos capilares, contamos con otros sistemas, como las prótesis capilares indetectables.

Hay cuatro características fundamentales que desaconsejan la realización de un injerto capilar en el paciente y por esto utilizamos esta otra técnica

La edad: No se deben hacer injertos capilares a personas de menos de 25 años, ya que su alopecia a esa edad no ha parado. Esto haría que el trasplante pudiera provocar problemas en el futuro en cuanto a la distribución del pelo, pues el cirujano no podrá conocer con exactitud qué cantidad de pelo perderá su paciente en la zona receptora ni la distribución del cabello que va a perder.

El sexo: En el caso de los hombres, la calvicie está mucho más controlada y localizada (las zonas más comunes son frente y parte alta de la cabeza). En cambio, en las mujeres la distribución es más difusa y afecta a toda la cabeza. Las mujeres no son buenas candidatas para este tipo de métodos contra la calvicie, excepto aquellas que tengan las zonas alopécicas muy localizadas.

Falta de estabilidad en alopecia: Si el paciente no tiene estabilizada la pérdida de cabello, el cirujano no podrá hacer bien su trabajo y el resultado será peor.

Cabello muy débil: Para obtener un buen resultado del injerto capilar será preferible que el paciente tenga el pelo grueso y con gran cantidad de melanina. Así se conseguirán obtener mejores resultados que en aquellas personas con pelo fino.

Contacta con Hair Medic o visita http://www.hairmedic.es/ para más información, estaremos encantados de atenderte y ayudarte.



Consúltanos por Whatsapp

Deja tu teléfono y te llamamos nosotros

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted